Punta Estaca de Bares

Estaca de Bares 2
Estaca de Bares 1

Situado en pleno corazón de las Rías Altas, sobre el cabo que sirve de entrada a la ría de O Barqueiro, es el faro más septentrional de toda la península. Está emplazado en una meseta llamada Ventueiro, sobre un montículo cuya prolongación forma la llamada “Punta de la Estaca de Bares”, de la que recibe el nombre y que es la frontera imaginaria entre el océano Atlántico y el Mar Cantábrico. Sus antecedentes históricos comienzan en 1846 con una propuesta de establecimiento de dos nuevos faros, uno en Fisterra y otro en cabo Ortegal. Consultada la opinión de marineros y prácticos, se cambia la ubicación prevista en Ortegal por un faro de primer orden en la Estaca de Bares y se ordena la confección de los proyectos, formando parte del Primer Plan de Alumbrado de las Costas Españolas. Elaborado el proyecto por el ingeniero Félix Uhagón, comienzan los trabajos en el mes de diciembre de 1849, bajo un continuo y fuerte temporal. Su costo fue de 131.830 reales. En los meses de junio y julio siguientes se colocó el equipo óptico, y después de haberse encendido para hacer las pruebas necesarias, empezó a alumbrar definitivamente el 1 de septiembre de 1850, con la apariencia de luz blanca giratoria con eclipses de minuto en minuto. Estaba servido por tres torreros, primero o mayor, segundo y tercero. Tenía una lámpara mecánica Sautter de las del tipo de relojería, compuesta de varias partes: la máquina, el depósito de aceite, el cuerpo de la bomba, los tubos de ascensión y el mechero. Este último era de cinco mechas y utilizó a lo largo del tiempo como combustibles el aceite de oliva, la parafina y el petróleo. Funcionó de este modo hasta el 20 de agosto de 1905. Salvo la modificación del carro circular realizada en 1861, según un proyecto de Lucio del Valle para aminorar los desgastes de las pistas de rodamiento, apenas sí tuvo otras reformas. El 16 de septiembre de 1948 entró en servicio una nueva máquina de relojería, con lo que aumentó su velocidad para dar la apariencia de luz variada de destellos cada 10 segundos. El Plan General de Obras Públicas de 1939 aprobaría su electrificación y la instalación de una linterna aeromarítima y una sirena, lo que supondría un cambio sustancial en la habitabilidad y el aspecto externo. El proyecto data de mayo de 1949 y su ejecución dio como resultado el aspecto que hoy tiene el faro.

Con la adopción del faro por la Autoridad Portuaria de Ferrol- San Cibrao en 1993, se instaló un equipo luminoso completamente nuevo. También fue monitorizado en su totalidad para ser supervisado desde el Centro de Control situado en el puerto de Ferrol. En el año 1998 se elimina el radiofaro circular LB-100 y se instala una estación de DGPS de referencia para Datum WGS84 que se encuentra funcionando en la actualidad. En el año 2003 se realiza una importante rehabilitación y mejora de su aspecto exterior. En el año 2005 Puertos del Estado instaló una estación base AIS (Automatic Identification System), cuya principal función es dar información a un centro de control sobre los buques que navegan por la zona.

Back to top