Punta Atalaya

En 1860 se aprueba una luz de 6º orden en la Atalaya de San Cibrao para indicar a los navegantes la situación de este puerto, por entonces muy concurrido, a causa del movimiento de la fábrica de loza y fundición de Sargadelos y el de otros buques que transportaban sillería.

El proyecto data de 1861 y lo realizó el ingeniero Marcelo Sánchez Novellán, autor también del faro de la Isla Coelleira (ría de O Barqueiro). Fue presupuestado en 46.836 reales y aprobado por R.O. del 23 de julio de 1861. Contaba con un aparato óptico de 150 millas náuticas de distancia focal y una linterna octogonal de 1,50 m de diámetro. Tenía una lámpara moderadora servida por un solo torrero. El edificio, de tipología similar al de la Isla Coelleira, está cimentado sobre una base de 16,20 X 16,80 m que lo eleva ligeramente del suelo, aislándolo del arenal circundante. El edificio es de forma cuadrada y de 11 m de lado.

Faro Punta de Atalaya 1

En 1883 se le cambia la lámpara por una con una sola mecha y después por otra de gasolina. En 1905 se acuerda el cambio de apariencia a la de grupo de 3 más 2 ocultaciones blancas, dándose cumplimiento a ello con la adaptación a un sistema de pantallas giratorias montadas sobre flotador de mercurio y accionadas por una máquina de relojería, que entró en servicio el 29 de septiembre de 1922.

Con la entrada en funcionamiento de la factoría de aluminio y su puerto, el tráfico marítimo adquiriría gran importancia. Esta fue la razón que determinó la construcción de un nuevo faro de más altura y alcance, situado junto al primitivo. Es una torre de tipo normalizado, de 3 m de diámetro y 13,70 m de altura de color blanco con franja negra. Fue equipado con un sistema eléctrico-gas con lámpara de 500W y óptica de tambor de 500 mm.

Faro Punta de Atalaya 2

Con la adopción del faro, en 1993, por la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, se suprimió el sistema eléctrico-gas y se instaló un equipo luminoso completamente nuevo, alimentado por unas baterías y un inversor encargado de transformar la corriente continua de las baterías en alterna, cuando falla la red eléctrica. También fue monitorizado el faro en su totalidad para ser supervisado desde el Centro de Control situado en el puerto de Ferrol. En el año 2002 se realizó una importante rehabilitación y mejora tanto en el faro en servicio como en el resto de edificaciones. En el laño 2007 se realizó una importante mejora en el entorno del faro para su uso público.

En el año 2015 se sustituye el equipo luminoso existente por una lámpara LED de 60W.

Back to top